Nuevas medidas para el tackle alto

World Rugby aprueba las pruebas de la RFU respecto de la altura del tackle, manteniendo el compromiso de reducir el riesgo en esta situación del juego en la Championship Cup 2018-19.

El Consejo de World Rugby Council aprobó que la RFU (Inglaterra) modifique la Regla 9.13, alterando la definición de tackle alto de arriba de la línea del cuello a arriba de la línea de las axilas, extendiendo las pruebas a la altura del tackle realizadas por World Rugby en en reciente U20 Championship que serán utilizadas en en U20 Trophy en agosto.

El rugby está comprometido con la prevención de lesiones fundamentándose en evidencias y las pruebas está diseñadas a cambiar el comportamiento de los jugadores hacia el tackle y le dará a World Rugby un banco de información para analizar el impacto de estas pruebas en la incidencia en conmociones cerebrales y otras lesiones, la naturaleza de los tackles, eventos de lesiones de cabeza y otros eventos dentro de un partido.

Las pruebas se fundamentan en un estudio sin precedentes realizado por World Rugby en más de 1.500 partidos de elite, que confirmaron que:

76% de las lesiones de cabeza ocurren en el tackle

72% de las lesiones de cabeza en el tackle las sufre el tackleador

El riesgo de lesión a ambos jugadores en un tackle de manera legal (cuando el tackleador está vertical) es 4,3 veces más grande que un tackle en una posición más baja

Los tackles donde las cabezas chocan, como ocurre con los tackledores erguidos, tiene 6,5 veces más probabilidades de causar lesión en la cabeza que cuando la cabeza va a la altura de la cadera en tackles más bajos

El próximo World Rugby U20 Trophy y el RFU Championship Cup serán la tercera fase de un enfoque sin precedentes para reducir las lesiones de cabeza al cambiar las conductas de los jugadores a partir de un incremento en las sanciones dentro y fuera del campo de juego.

Fase uno: Incremento global en la sanción a partir de enero de 2017 ha demostrado que en las competencias en que hay tarjetas amarillas por tackles altos, los niveles de conmoción cerebral no han crecido

Fase dos: El sistema de aviso de tackle alto en el World Rugby U20 Championship de mayo, que apuntaba a penalizar a los tackle adores erguidos tras un proceso de revisión posterior, redujo en un 50%, según la información preliminar, la incidencia de conmociones cerebrales

Fase tres: Bajar la altura permitida para el tackle en la Regla en el World Rugby U20 Trophy en Romania en agosto y la extensión a la aprobación a la RFU para una prueba similar en el RFU Championship Cup.

El Presidente de World Rugby B.Beaumont dijo: “World Rugby aplaude a la RFU y los clubes del Championship Cup por abrazar esta importante prueba. El deporte global está comprometido con este enfoque de la prevención de lesiones según evidencia y lo que surja de estas pruebas, junto a la información recogida en el World Rugby U20 Championship y el U20 Trophy le permitirá a World Rugby seguir con nuestro continuo compromiso hacia la reducción del riesgo de conmociones en el rugby.

El Chief Medical Officer de World Rugby Dr M.Raftery agregó: “La variedad y extensión de nuestras pruebas confirman el compromiso de World Rugby y sus uniones en un enfoque basado en evidencia para la prevención en el área prioritario de lesiones de cabeza. Además de apoyar a la RFU, World Rugby seguirá apoyando proactivamente estos programas de estudio que informan sobre las mejoras en el bienestar y seguridad del jugador.

Hay que destacar a la RFU por su auditoría anual en el Premiership y Championship. World Rugby trabaja junto a sus uniones para establecer estudios de este tipo en todas las competencias profesionales. Esto le dará a World Rugby una fotografía más detallada de la proporción de lesiones y conmociones cerebrales.”

 

 

 

 

 

Por Walter Lopez