Los Bunga Raya no se bajan

Puede que Malasia sea el equipo de menor ranking en el Asia Rugby Championship, pero eso no significa que no esté apuntando alto tras seis meses de preparación para la clasificación a Rugby World Cup 2019.

El Asia Rugby Championship comienza este fin de semana con Hong Kong, Corea y Malasia buscando mantener viva la ilusión de clasificar a Rugby World Cup 2019.

El campeón del torneo 2018 luego enfrentará a Islas Cook , en casa y de visita, el 30 de junio y el 7 de julio; el ganador luego se unirá a Canadá en el torneo repechaje final en noviembre que generará el último equipo clasificado RWC 2019.

Japón, el habitual ganador del Asia Rugby Championship, no participará este año ya que tiene su lugar asegurado en RWC 2019 al finalizar en tercer lugar en su grupo en Inglaterra 2015.

Entonces, a Hong Kong y Corea se unirá Malasia, que derrotó a Sri Lanka 22 a 9 en el partido decisivo del Asia Rugby Championship Division I en mayo del año pasado para ascender al top 3 en el 2018.

Aquella victoria elevó a Malasia al top 50 en el World Rugby Rankings y su preparación para este torneo comenzó en octubre; el head coach Lee Nyuk ha trabajado cubriendo todos los ángulos.

Nuestro programa consistió de preparación física, análisis, data, sicología y nutrición,” explicó Fah.

Estuvimos 16 días en Nueva Zelanda en la que tuvimos clínicas con expertos locales como Tom Coventry, de North Harbour, y los ex All Blacks Rodney So’oialo y Filo Tiatia.”

Malasia jugará sus primeros dos partidos en casa, ante  Corea y Hong Kong en los próximos dos fines de semana, en el Bukit Jalil National Stadium de Kuala Lumpur, construido para los Commonwealth Games de 1998, con capacidad para 87.5000 espectadores.

A 16 y 21 posiciones por debajo en el ranking, Fan reconoce lo difícil de conseguir la clasificación al Mundial.

Necesitamos seguir motivados, trabajar duro y estar listos mental y físicamente,” agregó Fah.

Nuestro equipo debe sentir el orgullo de jugar por primera vez una clasificación mundialista, un momento histórico. Sería un sueño hecho realidad conseguirlo.

La posibilidad de que por primera vez dos equipos asiáticos participen en una Rugby World Cup sigue abierta y si aún no fuera así, la region ya siente los beneficios de tener por primera vez un Mundial en Asia.

El rugby está creciendo rápidamente con estructuras profesionales lideradas por Japón, Hong Kong, Sri Lanka y China en sevens entre otros,” dijo Fah.

Tener una Rugby World Cup en Asia es un honor y un momento de orgullo para Asia. El impacto se nota en la creciente cantidad de jugadores y simpatizantes en todos los países de Asia, incrementando el interés y la influencia de este hermoso deporte en Asia.”

 

 

 

 

Por Walter Lopez